Actualidad ANESVAP
04
"La aventura de los e-cig, ...podría ser,... quizás el avance simple más importante en salud pública de este siglo.Pienso que es una oportunidad demasiado buena como para perderla".Robert West, Profesor de Psicología de la Salud. University College London (UK)

Leí esta frase hace unos meses, y recordé la historia de un médico poco conocido, pero que con un gesto logró salvar millones de vidas: Semmelweis, el que descubrió que lavándose las manos antes y después de atender partos o de operar se reducía drásticamente la mortalidad por infecciones. Pequeños cambios suponen grandes efectos. (mira aquí su interesante historia)

Pues bien. Para hacernos una idea del impacto que tendría un cambio masivo del cigarrillo al cigarrillo electrónico, te invito a ver la siguiente tabla.

Se trata de una lista en orden decreciente de los principales factores de años potenciales de vida perdidos ajustados por discapacidad (es decir, tomando en cuenta no sólo la mortalidad prematura, sino lo prematuro de la aparición de enfermedades que causan discapacidad) en España en 2010. Como vemos, el factor individual más relevante es el tabaco (ya que la dieta y la obesidad son multifactoriales), y su eliminación o reducción sustancial supondría un avance en años de vida sin discapacidad recuperados equivalente a los del alcohol, las drogas, la contaminación ambiental y los accidentes laborales JUNTOS. (dejo aquí el enlace al artículo completo)




Ahora copio aquí los resultados provisionales de la encuesta más ambiciosa llevada hasta el momento entre vapeadores. 


El estudio (del Dr Farsalinos) incluyó el análisis de 19.441 participantes de todo el mundo , incluidos 88 sujetos que no eran fumadores en el momento de la iniciación el uso del e-cigarrillo (atendiendo a este dato, la proporción de no fumadores que se inician en el vapeo es bajísima, menos de un 0,5% del total de vapeadores, lo que resulta congruente con la experiencia de que el vapeo es una puerta de salida del tabaquismo en los fumadores, no de iniciación al tabaquismo para no fumadores: mira este otro estudio en adolescentes americanos) . Para que os hagáis una idea de los resultados , el 81% informó que había sustituido por completo el tabaco con el uso del e-cigarrillo , mientras que el resto redujo el consumo de cigarrillos de una media de 20 a 4 cigarrillos al día . Más de una quinta parte de la población inició el uso del e-cigarrillo con líquidos que contienen nicotina a más de 20mg/ml (servidor, por ejemplo, a 24 mg/ml), apoyando una vez más la inadecuación de la actual normativa de la UE que reducirá significativamente la eficacia de los cigarrillos electrónicos como sustitutos de fumar. (dejo enlace abundando en el tema)

El propio Dr. Farsalinos añade Siempre estamos presentando datos de una manera responsable y objetiva. Hemos dejado claro en el manuscrito que estos resultados no se pueden extrapolar a la población general , ya que es de esperar que los usuarios más motivados son los que participan en este tipo de encuestas. Por ejemplo , no podemos esperar que en la población general, el 81% de los usuarios de e- cigarrillos sustituyan completamente los cigarrillos por los e-cigarros. Sin embargo , creemos que este estudio mejorará nuestro conocimiento actual sobre las características de los usuarios de e- cigarrillos y proporcionará información valiosa para las autoridades reguladoras.


Ahora bien. 

1. Sabemos que el riesgo aparente del vapeo es insignificante (ni un caso de enfermedad atribuída en más de cinco años, todos los componentes estudiados en el vapor a mucha distancia de las dosis que se considerarían tóxicas, millones de experiencias satisfactorias de usuarios, amplia experiencia de uso de los tres ingredientes principales del líquido, a saber, nicotina, propilenglicol y glicerina...). Aclaro, dado que menciono la nicotina, que el riesgo de la misma no es tanto su toxicidad (análoga a la de la cafeína, como puedes ver aquí) como su potencial adictivo, que aun sin producir un síndrome de abstinencia aparatoso, sí que retiene sutilmente a quienes la consumen haciendo en muchas ocasiones que desarrollen adicción. De hecho, esa es la razón por la que los cigarrillos electrónicos, al seguir proporcionándola, sacian a muchos fumadores que de otra manera mantendrían el consumo de tabaco. 
Edito: ante la noticia de que han aparecido dos casos de neumonía lipoidea por cigarrillo electrónico, conviene aclarar que son errores diagnósticos, como explico en este enlace a otra entrada

2. Sabemos que la prevalencia del tabaquismo a pesar de tratamientos, leyes, subidas de precio, etc... sigue siendo elevada (enlace) (lleva teniendo un descenso sostenido desde los años ochenta, pero dicho descenso apenas es apreciable en la población femenina, y sí algo más acusado en la masculina, igualándose ambos actualmente cerca del 30%), y que la eficacia de los tratamientos disponibles es escasa, siendo la motivación personal el principal factor pronóstico del éxito en la cesación del tabaquismo (enlace)

3. Sabemos que el principal obstáculo para dejar del todo los cigarrillos en quienes prueban el vapeo tiene que ver con la experiencia satisfactoria o no de dicho intento (mira esta entrada y esta otra). 


Visto todo lo anterior, ¿no deberían ir los esfuerzos de los organismos reguladores en la dirección de facilitar que el mayor número posible de fumadores probase los cigarrillos electrónicos, y más aún, que dicha prueba fuese satisfactoria? Si así fuese, estaríamos hablando de reducir sustancialmente la, como decíamos, causa individual más relevante de años potenciales de vida perdidos ajustados por discapacidad.

Vuelve a mirar la tabla, e imagina que se borra de un plumazo la mitad de la columna horizontal del tabaquismo. (La resultante de que la mitad, por ejemplo, de la población fumadora se pasase con éxito al cigarrillo electrónico). Seguiría siendo la acción simple más impactante en la recuperación global de años de vida perdidos por muerte prematura y discapacidad prematura...






Hace unos días, el Parlamento Europeo aprobó, sin embargo una serie de medidas que harán el vapeo menos atractivo y eficaz (líquidos con menos nicotina, botes de líquido más pequeños y costosos, depósitos del vaporizador más pequeño, trabas a la competencia, a la publicidad y al mercado en internet, burocratización de cada venta... y un largo etcétera), sin fundamento científico, pero con un efecto real: de no cambiarse, la mayoría de las tiendas de vapeo cerrarán dado los obstáculos para subsistir, la población dispondrá sólo de modelos costosos y poco eficaces de cigarrillos electrónicos, y el vapeo quedará, como hace unos años, como opción para unos pocos. 



Si a finales del siglo XIX alguien nos enseñó que lavarnos las manos salvaba vidas, quizá sea hora, en el siglo XXI, de recordar que, en algunos temas, lavarse las manos cuesta vidas.




Dejo aquí nuevamente el enlace a la iniciativa ciudadana de recogida de firmas en defensa del vapeo libre. Apoyemos entre todos una causa que nos beneficia a todos. Y siquieres ayudar a difundirla entre tus contactos, aquí tienes una sugerencia sobre cómo hacerlo.







Comparte este artículo

Comentarios

#
viernes, 13 de junio de 2014 12:25
Bien, soy recién iniciado en el uso del Vapeo y apoyo esta causa. Ya he firmado en la dirección del enlace. Un saludo.

Añadir comentarios

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.
Últimos comentarios